sulcus-vocalis-pliegue-vocal-derechoSulcus Vocalis

Estas depresiones lineares del borde libre del pliegue vocal pueden ser focales (vocalis) u ocupar toda la extensión del mismo (vergeture).  Hacen parte de las lesiones estructurales mínimas de la cubierta de los pliegues vocales. Por lo general son bilaterales y simétricas. La capa superficial de la lámina propia está ausente en ese sitio. Además pueden ser superficiales o extenderse internamente hasta adherirse al ligamento vocal (vergeture) o en algunos casos formar una bolsa (de un quiste drenado a la superficie). El origen de estas lesiones puede tener una base congénita en el desarrollo embrionario, o también ser el resultado del drenaje espontáneo o adquiridos por trauma o drenaje de un quiste epidermoide. Cuando esto último ocurre se puede encontrar en la exploración quirúrgica un bolsillo dentro del sulcus, que puede corresponder a la cavidad del quiste desocupado, y esto hace más difícil su tratamiento.

Existe un tipo llamado pseudo-sulcus, en el cual existe un edema de la cara inferior del pliegue vocal y se aprecia al examen clínico como un “doble” pliegue vocal, sobre todo en la parte posterior. La etiología más probable de este pesudo-sulcus es el edema glótico por reflujo faringo-laríngeo por lo que su tratamiento se realiza con el protocolo correspondiente (Ir a la sección Área de Pacientes).

Los síntomas del sulcus pueden ser sutiles con una disfonía leve de varios años de evolución, puede haber diplofonía o voz con dos tonos (bitonal) debido a la vibración de dos pliegues vocales a diferentes frecuencias, y según la extensión de la hendidura dentro del pliegue vocal puede haber incompetencia glótica con pérdida de aire, voz respirada y fonastenia. En estos pacientes el problema que origina la disfonía se debe a dos variables: por un lado una alteración en la vibración de la cubierta de los pliegues vocales y por otro lado, la incompetencia glótica que origina el defecto; hacia estos dos alteraciones es que se orienta el tratamiento del paciente.

Su diagnóstico puede ser difícil, por lo cual se requiere un método diagnóstico preciso como la estroboscopia, y en un gran número de casos su hallazgo suele ser incidental. El tratamiento quirúrgico se reserva para pacientes sintomáticos que no mejoran con terapia vocal. El tratamiento quirúrgico puede ir desde su disección, liberación y resección con instrumental microquirúrgico hasta la medialización del borde libre del pliegue vocal mediante inyección de sustancias como grasa o colágeno, o la colocación sub-epitelial de fascia o pre-fascia temporal autóloga o de implantes de silastic o gore-tex en casos más severos en donde el gap glótico es severo La terapia vocal también se utiliza para corregir los comportamientos vocales compensatorios que adoptan los pacientes.